Mi lista de blogs

martes, 3 de febrero de 2015

Receta de pastela moruna

Una vecina , hija de militar y con muchos lustros en Ceuta me ha enseñado a elaborar
la pastela moruna que hoy me pongo a relatar:

Si te interesa, coge lápiz y papel. Anota lo que vas a necesitar:

¼ Kg.  Pechuga de pollo
1 Cebolla hermosa
Láminas de hoja filo
30 almendras
4 Huevos
Canela en rama
Perejil
Cilantro
Pimienta
Azúcar
Sal
Aceite virgen extra
Mantequilla derretida en el micro ondas

Vamos que nos vamos!! Empezamos:

Dispón de un casillo (caso pequeño) con agua y ponle dentro las almendras. Al fuego con él.!!
Antes de que empiece a hervir retíralo del fuego, saca las almendras sin quemarte y  pélalas. Reserva.

Pela la cebolla. Pícala finamente. Prepara una sartén con un chirrín de aceite. Al fuego con ella. Pon la cebolla a fuego bajo. Pica unas ramas de perejil y de cilantro.

Coloca un tubito de canela en rama. Deja que se haga la cebolla a fuego lento.

Haz filetes la pechuga y corta en cuadrados finos. Sal pimienta. 
Cuando la cebolla  esté transparente agrega el pollo.

Dale varias vueltas y agrégale un vaso de agua.

Saca el pollo y reserva. Déjala sin que se gaste el caldo. Quita el palo de canela. Bate los huevos y agrégalos sobre el “calducho” . Remueve, deja que cuajen y reserva.
Vamos a montar la pastela. Saca un molde redondo. Justo!! Con el que haces las tartas. Xacto

Ahora viene lo complicado. Dispón 4 hojas filo colocándolas sobre el borde de modo que cubran la mitad del fondo y sobre salgan como la mitad. Coloca otra pasta filo sobre el fondo.
Pon sobre ella la pechuga pollo. Cubre con otra hoja filo. Espolvorea con canela molida.
Cierra con las 4 pastas filo que dejamos al principio a mitad del molde.

Espolvorea con azúcar glas y un poco de canela y mete al horno precalentado a 200º 12 minutos.

Cuándo veas la pasta tostada, apaga el horno, desmolda sin quemarte y sirve.

Un vino tinto joven , un clarete de la Contraviesa o un amontillado le van bien al bocado.

Que aproveche!!

PD: Las hojas de pasta filo debes de ponerles aceite o mantequilla derretida para maniobrar con ellas y para las que no uses de inmediato un paño húmedo para que no se sequen y puedas maniobrar con ellas