Mi lista de blogs

miércoles, 20 de julio de 2011

Lo que falta es...Mencal

La gente que conozco de mi edad, va perdiendo el desenfreno carnal, (aunque quede muy mal decirlo), y lo va cambiando por otros vicios.

Los míos son largos de contar. Me gusta el flamenco a rabiar, viajar, la mar, pescar, campear y un largo etcétera que no pienso contar. Por no aburrir más que .

En el que casi todos los carrozones, entre los que me encuentro, estamos de acuerdo es en las cosas de la comienda (no confundir con jodienda) y el trasiego. Nos gusta tanto comer y beber mejor, como contarlo.

Si además, eres cocinillas como es mi caso, apagáremos.
Te doy permiso para dejar de leer porque te voy a dar el tostón con el pedazo vino que descubrí ayer.




Yo siempre hago el mismo chiste, ahora que todo el mundo sabe tantísimo de vinos. Cuando me lo dan a catar en el Restaurante, y siempre me toca (debo tener una cara borracho muy grande) le pego movimientos circulares a la copa, lo huelo, pongo cara de idiota después de llevármelo a la boca, para de inmediato decir: "Efectivamente es tinto"

Quiero decir con esto, que no me tengo por experto "Ni falta que me importa" que diría mi amigo Vallecillos, pero la sensación de felicidad fue aumentando según llenaba la copa de Mencal, entré cuchará y cuchará de un marmitako de salmón y setas de pie azul del que puedes leer la receta en Internet. Yo..no la pienso poner.

Una exageración la mezcla. El Mencal fresquito ¡qué bien entra XD!
Rebañado con su pan los restos, termino la botella con un helado de turrón.
Apoteosis.
Ganas de trincar.

Mentira es lo que a esta edad se pasa el desenfreno carnal.
Lo que falta es Mencal.!!