Mi lista de blogs

lunes, 4 de abril de 2011

Velatorio

Este fin de semana, me tocó de refilón, ir a un entierro en el pueblo.
Murió el tío Pedro. Tío de mi mujer, pero que yo hace tiempo hice mío.

Ya no son los velatorios como antes. No me atrevo a decir que peores o mejores.

Distintos a secas. Impersonales.

Ahora, cada pueblo, por chico que sea, tiene un tanatorio como dios manda.

Con sus sillones de eskay, con sus plantas de plástico. Sala de sillones desvencijados, alguno de ellos con el plástico quemado ¡¡tiempos aquellos en los que se podía fumar, sin molestar a vivos o al muerto!!

El muerto yace en el ataúd dentro de una habitación reducida con vitrina.

Al lado, los deudos, pañuelo en mano, se ven llorando cada vez que se acerca algún conocido, o no, a expresar su falso sentimiento.

¡¡Lástima de plañideras profesionales!!

Deberían entrar como suplemento en Seguros Santa Lucia, desde mi humilde opinión. "Cinco plañideras, llorando a moco tendido, le van a suponer solo tres euros más al mes".

Me ponga dos de plañideras, pol favol

Continuo, que me pierdo. Bien sabido es que, el que haya pasado por esto en algún momento, sabe de sobra que pasado el pésame, el velatorio no se sabe bien porqué, pasa a ser jolgorio.

La retranca de los de pueblos toma su máxima expresión a una hora determinada. Es preciso otear con atención la víctima, y no menos importante, audiencia y la frase rotunda que dé comienzo a la "conversación".

"Azu illo, ¡¡ qué no te he conocio !!" (Excusa para dar énfasis al asunto). "Vaya porcino te ha salió entre er pezquezo y er ombrigo" (Brevedad sin concisión en el ataque frontal)

""Psss, que no es un porcino, salvaje, a la vista está que es un tolano sin reventar" digo a modo de salvación

" Zi..habrá zio por tol ano, y ta llegao a cuajar".

Otro, interrumpiendo al primero sigue: "Pa ceh una ehpinilla, la tieneh medio entociná. Lo mihmo con er puh, no te pues ni agashar"

El de más allá: ¿ No te estorba pa follá?... ¿Qué zabrá ehte lo que eh ezo? Auhhhh.. como el aulllio er lobo

¿nos tarah embarazao de verdad illo, que te veo gana gomitar y medio amarillo?

Hoy le tocó al agitador ser agitado. Pero no por todos los lados. Solo por el panzón. Y eso que estoy calvo del copón.

Me gusta la gente de pueblo, aunque no me gusten velatorios, entierros ni tanatorios.