Mi lista de blogs

jueves, 6 de marzo de 2014

Receta de orejas de cerdo en salsa picante

Para los que somos de campo como es mi caso, no hacemos santo al marrano de puro milagro.
Con unas simples orejas se puede hacer un plato que nada más pensarlo, te pones a salivar un rato. La primera vez que probé tan delicioso manjar  fue en Miranda de Ebro. Quedé tan entusiasmado que le pedí la receta a la camarera. No me mandó al carajo, no. Me dijo con fina educación que cada vez que me diera antojo, pasara por el lugar que ellos me la servirían con el máximo gozo.

Como soy de hocico fino y algo atrevido he ido experimentando con el plato, dándolo a probar a exquisitos del lugar, y al verlos relamerse quiero pensar que no me sale nada mal

¿Quieres aprender? Trinca libreta y papel.

Ingredientes para cuatro personas

3 Orejas de cerdo bien limpias (750 gr)
Unos granos de pimienta
1 Cebolla hermosa
1 Puerro
2 clavos de olor 
5 Dientes de ajo
1 Zanahoria
1 Hoja laurel
1 Vaso de vino blanco
1 Guindilla
½ Cucharadita pimentón picante
1 Tomate
1 Pimiento
Aceite virgen extra
Sal

Empezamos? Si no quiere tirarte más de dos horas esperando que las orejas se cuezan , busca una olla rápida y en una medía hora las tendrás cocidas.

Revisa que las orejas estén muy limpias, a la olla con ellas. Agrega los granos de pimienta , la hoja de laurel, media cebolla con los clavos hincados, 3 ajos agrega el consomé de grifo también llamado agua y ponlas a cocer. El tiempo dependerá de la olla que utilices.

Pica finamente la cebolla, el puerro y los ajos. Prepara una sartén con aceite y adentro con ellos. Pela y pica el tomate, el pimiento y la zanahoria. Ve removiendo. Cuándo la cebolla claree, le endiñas las verduras y las rehogas. A media cocción le agregas el pimentón y sin dejar que se fría (se pone amargo) le zumbas el vino. Deja reducir y agrega un poco caldo de la cocción de la oreja. La gelatina hará espesar la salsa.

Retira las orejas y trocéalas con cuidado de no quemarte ni cortarte. Una vez las verduras de salsa estén cocidas, pásalas por la Turmix y rectifica de sal si es necesario. Agrega las orejas y ya está.

Este plato está mejor de un día para otro. La gelatina al enfriar la salsa la espesa dándole un toque especial.
Un pan crujiente con buena molla para el mojeteo le va bien. Un vino de la Contraviesa  joven también.
¡¡qué aproveche!!