Mi lista de blogs

sábado, 8 de enero de 2011

Molina


Esta mañana al salir de casa he sentido como el viento me venía de atrás.
Una mijititilla más y arranco a volar.

Me meto en el coche. Suena Molina, de Creedence Clearwater Revival. Le doy caña al volumen y empieza la aventura de ver como las cañas se mueven a compás. Los cipreses me hacen reverencias al pasar, las adelfas enseñan sus hojas por delante y por detrás.

Álamos más pelaos que yo, se empiezan a desperezar levantando sus largas manos al cielo. Otros que aún tienen follaje ( bonita palabra, oye) parecen palmear y van soltando una estela de hojas amarillentas que vuelan sin saber dónde van aterrizar.

Moliiiiiiiina, a una caña total.

Me pongo a cantar fuerte. Me muevo con una especie de ditirambo, dándole golpecitos al volante y meneando la cabeza de un lado a otro.
Los demás conductores miran mi cara de demente absoluto, con ojos de sorpresa. Nadie dice nada, a excepción de un aguelorio que hace un gesto de atornillarse la calavera, mientras me mira

Una bolsa del Guarreful nos quiere acompañar y vuela como una desesperá, haciendo repicados de arriba abajo, de abajo arriba, de pronto se le hincha la barriga y parece un globo de mentira.

El camión que va delante va dejando un reguero de algo que no llego adivinar, porque antes de que me de cuenta, ya se ha puesto a volar sobre un horizonte azul oscuro, casi submarino, que se va aclarando por el norte.

La sierra de Parapanda parece que se ha puesto una bufanda blanca .A la sierra de Iznalloz le debe haber dado envidia y sobre sus montes pelados, lucen guirnaldas de blancas.

Molina está terminado, y yo llegando al trabajo.
Fiuuuh fiuffff…Hace un aire de cojones en Graná , carajo