Mi lista de blogs

jueves, 13 de enero de 2011

Receta de jabón de pata negra

Receta del jabón de pata negra

Cuando yo era chico mi madre, la Dolores y la Adora se constituían en cooperativa por un día y se ponían hacer jabón.
Allá que las veías al despertar el día ir y venir cargadas con cacharros mágicos, poniéndolos al lado de una gran caldera que se erguía orgullosa, sobre las trébedes enormes que solo servían a parte de eso para la matanza.
Yo, cuando tuve uso de razón llegue a ser “el encargado general” (que se dice pronto) de la lumbre.

Y como si fueran brujas, iban vaciando sobre la caldera los contenidos de aquellos cacharros viejos. Cada cosa a su tiempo. Con su orden y sin dejar de menear con un palo.
La magia surgía cuando llegaba la hora de agregar la sosa. En aquellos entonces eran unos pedruscos grises que había que tratar con cuidado extremo.”Niño!!! ni se te ocurra coger con las manos eso!!.
Y ya no digo ná cuando aquello se volcaba en la caldera. Salía de allí un humillo hediondo que ya nos advertían las mujeres que si respirabas mucho de aquello, caías al suelo redondo y podías pasar al más allá en un pis pas.

Ya no se hace de aquel jabón. Pero, mi fenómena y yo, después de grandes fracasos y llevados por nuestro ánimo de experimentación y por aquello de administrar nuestras ruinas, llegamos a conseguir un jabón líquido o pasta para la lavadora de la que aquí dejo la receta

1 kilo de sosa cáustica
5 litros de aceite del que sobra de la fritanga pero sin muchas fritangas
50 litros de agua
1 litro de lejía color
500 gr. de detergente en polvo de lavar a mano
2 litros de suavizante

Se procede de la siguiente forma:

Se ha de disponer de un recipiente de unos setenta litros.
El que no sepa lo que es recipiente que tire del google o del diccionario que le compró a su niño cuando era chico
Se vierte la cuarta parte del agua , se añade la sosa para que se diluya.
Se añade el aceite. Se menea con un palo largo para que vaya mezclando
Después se añade la lejía, detergente y el suavizante.
Dale que te pego con el palo. Le añades el resto del agua
Así lo debes dejar durante una semana. Sin olvidarte de revisarlo a diario, para darle un poquito de jarabe de palo.
No es necesario que hagas ningún parte de trabajo. Ni lleves la trazabilidad del producto. Pero es esencial el meneo. No de caderas. Con el palo, oiga
Si observas que le falta agua, no seas miserable. Añade una poquita y otra mijita de palo.
Ya te puedes servir un güisqui por lo bien que te va a salir.
He dicho uno, copón. Con más de dos se le suele dar al palo un meneo..que el propio mejunje siente una sensación de cosquilleo. Y ya, no es igual.
Si te tomas más de tres. No lo menees. Tira directamente a la mierda la tinaja y observa con ilusión como se lleva el viento las pompitas de jabón

Transcurrida esa semana , si solo te has tirado al coleto uno, dispondrás de un magnífico detergente para lavadora, a un precio más que competitivo. De seis a ocho euros los sesenta y cinco litros.
Vendo ael litro a solo 3´9999€ portees incluidos excepto para las islas canarias.
Se admiten pedidos. La primera de las D es esencial pronunciarla..

No vayamos a confundirnos